domingo, julio 23, 2006

Actitudes y aptitudes

A pesar de estar en la Euskal, este año me propuse que la estancia aquí fuera algo más provechosa y no dedicarme demasiado a jugar y bajar películas y cosas así. Por eso, me gustó descubrir que había una conferencia sobre tendencias de desarrollo web programada para hoy (o ayer, depende de cuanto me enrolle) Domingo. Es un tema que me gusta y pensé que podría aprender cosas que me sirvieran de algo en el futuro.

Bueno, en primer lugar la conferencia se convirtió en una Mesa Redonda sin pedir permiso ni nada. La primera mitad la verdad es que pasó sin pena ni gloria. La verdad es que pasó toda la mesa redonda sin pena ni gloria. Me recordó demasiado a cualquier mesa redonda que pudieramos organizar o haber organizado mis amigos informáticos y yo, y no una charla en la que participaran personas que llevan décadas en esto del Desarrollo Web.

El primer tema tocado fue la Web 2.0. Tras dejar bien claro que nadie sabe qué cojones es eso y divagar un poco sobre la "web social" (blogs, flicker...) que fomenta la participación y la "web bonita" (Google Maps, GMail...) que es más interactiva (sin que nadie mencionara la web semántica y yo me preguntara si ésta no estaba involucrada), nos metimos por otros derroteros.

Ya digo que nada de lo que siguió vale demasiado la pena, así que si estás interesado en aprender algo sobre tendencias de desarrollo web, olvídalo, vete a leer un sitio interesante y deja este blog. Sí, se nombraron cosas como AJAX (como el equipo de fútbol) y Ruby On Rails (de código limpio, dijo uno), pero sólo se nombraron. Era una mesa redonda y estabamos allí para discutir.

Y se llegó a la accesibilidad. Sí. Parece que en todos estos lugares se acaba hablando de ella. Algunos dicen que es moda. Yo creía que era que la gente se ha dado cuenta de lo que supone Internet.

Mi interés en la Web e Internet llega a un plano más filosófico, como tampoco podía ser de otra manera. Siempre me gustó la libertad de acceso a la información y me impresionaba el desprecio a la que la sometemos a diario, aún sin darnos cuenta. La Web era el cúlmen del acceso a la información, la liberación de los medios físicos, ni siquiera hacía falta un libro, simplemente se difundía en un punto y podía llegar a todos.

Por eso, también me gusta la accesibilidad. Intentar asegurar el acceso de todos en las mismas condiciones me parece una empresa bastante interesante. Pero la accesibilidad no es algo que uno pueda hacer sólo y tiene también bastante de concienciación social, por parte de los desarrolladores y sus clientes.

Pero en la Mesa Redonda había un hombre que encarnaba lo contrario a lo que yo pensaba. Una persona que no pestañeaba al dejar la accesibilidad de lado por intereses económicos (bien por dinero o por esfuerzo), al grito de que lo que importaba era trasladar la imagen que uno tiene en la cabeza, sin vacilar al sacrificar la inaccesibilidad que eso pudiera generar.

El hombre igualaba la necesidad de acceso a Internet con la necesidad de posesión de un DVD para justificar, desde la base de ejemplos empresariales. Si una empresa no tiene en cuenta cierto sector de los potenciales clientes, es su decisión, claro, por lo que si uno de estos 'marginados' no tiene acceso a un catálogo de vinos, pues es problema de la empresa.

Yo le doy la importancia a la accesibilidad y la web desde la base de ejemplos importantes. Realmente me importa poco si una persona, por decisión empresarial, no puede acceder al catálogo de dicha empresa. Bueno, no, me importa. Si alguna vez me encuentro en esa situación intentaré concienciar, pero lo podría entender.

Pero por lo que no paso es en el caso del verdadero e importante uso de Internet, no un escaparate de empresas, sino un portal para acceder a información. No puedo pensar que está bien y es justificable el marginar a parte de la población e impedirle el acceso a una cultura que le va a ayudar a desarrollarse como persona.

Y aquí estoy, en plena Euskal, desarrollando (bueno, ahora viendo como Ella desarrolla) un css para una página de un máster, porque creemos que la información de dicho máster debería poder acceder todo el mundo.

Llevamos varios días depurando y corrigiendo errores que van surgiendo. Ayer estuvimos hasta bastante tarde con ello y nos fuimos a dormir frustrados. No somos desarolladores profesionales, quizás algún día, pero lo que sí es seguro es que queremos hacerlo bien, y si al final lo conseguimos, no es por nuestras aptitudes, sino por nuestra actitud.

Está claro que hacerlo mal puede ser más fácil, pero que no me hablen de tonterias. Si la accesibilidad no es tenida en cuenta, no es por culpa de los clientes, sino de aquellos que no tienen la actitud.

2 comentarios:

ROCH dijo...

Bueno,el tipo era un diseñador en el sentido más estricto de la palabra, ¿no?

Si yo no me meto en que tapicería hay que usar para un salón de paredes ocre, el debería hacer lo mismo en según que temas. Y que conste que no es una simplificación generalista, El Aprendiz se ha callado un par de "opiniones" del sujeto de lo más... "interesantes".

Por lo demás, la Web del Master esta quedando cojonuda. Buen trabajo :D

demimismo dijo...

Bueno, una pena que no se desarrollara adecuadamente el tema de la web 2.0 y que la cosa quedara en necedades sobre ajax y web "social". La cosa da para rato. A ver si hay pronto otra reunión de Ovillo en Asturias y sacamos el tema. Hay gente aquí que puede hablar largo y tendido sobre el tema. Yo te recomiendo este texto de mort, super-inspirador (y no estoy siendo corporativista) :-)

Respecto a lo del colega diseñador... lo mejor es ignorar a ese tipo de gente. Sus argumentos se caen por su propio peso, y los clientes que acceden a sus servicios están a cientos de kilómetros de lo que puede interesarte. Este tipo de gente seguirá viviendo seguramente muchos años de hacer Folletoware(tm), webs absurdas, sin ninguna utilidad práctica ni sentido web (si es que eso existe), pero que son muy chulis y tienen sistemas de navegación super-sofisticados.