lunes, diciembre 10, 2007

If

'If' (Si) es un poema de Rudyard Kipling. Para mi es uno de esos textos que deposita más en el lector que en el propio texto y que es aceptado y comprendido en no demasiados casos.

He recordado este poema por un anuncio de la televisión que, al igual que ya hicieran en el pasado, usan un mensaje mucho más profundo para envolver un producto.

Con el tiempo, el mensaje se desvirtúa y recorta, o bien se populariza solo parte del mensaje, perdiendo lo que realmente hay que escuchar.

Son palabras a las que si el lector no le atribuye valor son vanas, ridículas, vacías. Simplistas visiones de una vida mucho más complicada de lo que un poema es capaz de transmitir. Pero si en nuestro ańimo está el darles valor, el darles sentido, se convierten en las palabras mas sabias que hayan sido escritas.

Por eso quería poner el poema aquí, en el blog, para que no se me olvide lo importante. Para poder regresar aquí cuando tenga momentos de flaqueza y volver a leer.

Porqué al final no se trata de triunfar. De tener trabajo, casa. De ser el más rápido. De ser respetado. Se trata de ser feliz.

Aquí transcribo el texto en inglés según Wikisource. Iba a poner la versión en español, pero me parece que hay fragmentos en que la fuerza se ha perdido en la traducción:



If you can keep your head when all about you
Are losing theirs and blaming it on you;
If you can trust yourself when all men doubt you,
But make allowance for their doubting too:
If you can wait and not be tired by waiting,
Or being lied about, don’t deal in lies,
Or being hated, don’t give way to hating,
And yet don’t look too good, nor talk too wise;

If you can dream—and not make dreams your master;
If you can think—and not make thoughts your aim,
If you can meet with Triumph and Disaster
And treat those two imposters just the same:
If you can bear to hear the truth you’ve spoken
Twisted by knaves to make a trap for fools,
Or watch the things you gave your life to, broken,
And stoop and build ’em up with worn-out tools;

If you can make one heap of all your winnings
And risk it on one turn of pitch-and-toss,
And lose, and start again at your beginnings
And never breathe a word about your loss:
If you can force your heart and nerve and sinew
To serve your turn long after they are gone,
And so hold on when there is nothing in you
Except the Will which says to them: "Hold on!"

If you can talk with crowds and keep your virtue,
Or walk with Kings—nor lose the common touch,
If neither foes nor loving friends can hurt you,
If all men count with you, but none too much:
If you can fill the unforgiving minute
With sixty seconds’ worth of distance run,
Yours is the Earth and everything that’s in it,
And—which is more—you’ll be a Man, my son!

4 comentarios:

Esfer dijo...

Más que de ser feliz, yo creo que el poema habla de tener una vida plena. Vamos que puedes ser muy feliz siendo un pedante y relamiéndote de gusto con tu primer triunfo pero que el afán de superación y la realización personal te da otras cosas.

De hecho eso de jugártelo todo a pesar de poder vivir mejor o más tranquilo... puede ser una guía hacia la infelicidad, el fracaso (momentáneo)... pero al menos cuando mires atrás supongo que satisface el haberla cagado tú solito :-P.

Vamos que como guía para la felicidad deja bastante que desear, no parece muy fácil cumplir todo lo que dice. Más fácil sería un "folla todo lo que puedas, come bien y muere antes de arrepentirte de nada". Pero supongo que los masones estudiarían cómo conseguir "seguir el camino" ;-).

ROCH dijo...

Si conseguir la felicidad no fuera fácil --y tal vez para el señor Kipling no lo fuera-- resulta lógico que una guia para obtenerla no sea fácil de seguir.

No creo que conseguir la felicidad sea fácil.

El Aprendiz dijo...

Coincido con ROCH y supongo que con Esfer.

La felicidad depende mucho de la persona. Comprendo que es más fácil "folla todo lo que puedas, come bien y muere antes de arrepentirte de nada", pero yo no sería feliz sólo con eso (y algo me intuye que esfer tampoco, por lo de muerete pronto...).

Creo que si realmente cumples algunos de los "preceptos" del poema puedes llegar a ser muy feliz. Y, al menos yo, aquellos que no cumplo me gustaría llegar a hacerlo.

Y después de todo soy de los que opina que lo importante no es llegar a la meta sino caminar hacia ella.

Supongo que por eso el poema, aunque nada sencillo, para mi habla de eso.

Luis dijo...

Está muy bien lo que se comenta por aquí con respecto al poema, pero en mi humilde opinión este poema no aborda la felicidad, sino todo lo contrario. Habla de la superaión personal hasta llegar al punto máximo de desarrollo que puede alcanzar un ser humano (HOMBRE/MUJER, así en mayúsculas). Ese camino desde luego no es la felicidad, por ello muchos quedan atrás y no lo logran. Por ello estoy más de acuerdo con Esfer en su comentario. La felicidad auténtica probablemente se alcanzaría si todos y cada uno de nosotros consiguiese el objetivo (el último verso es demoledor) que nos propone el poema.

No trates de cambiar el mundo. El mundo está bien como está, si cada uno se cambia a sí mismo para mejor entonces el mundo parecerá otro a nuestros limitados ojos.

Y no me enrollo más que ya está bien.

Saludos!