sábado, enero 26, 2008

Hablar por hablar

Richard Dawkins acuña en El Gen Egoísta (al que ya le dediqué alguna reflexión aquí) el termino de replicador, como un "ente" con características que facilitan la creación de copias imperfectas de si mismo y, de esa manera, su transmisión de un lugar a otro.

El ejemplo más inmediato, por supuesto, es el Gen. Pero llegado un punto del libro, Dawkins, decide dar un nuevo ejemplo de replicador e introduce el concepto de meme (muy parecido a gene, gen en inglés). Define el meme como una idea, concepto o elemento cultural, que se transmite de mente en mente mediante un imperfecto proceso de copia que da lugar a variaciones (mutaciones) que generan nuevos memes que se volverán a transmitir.

Meme es ahora un concepto popular en esto de los blogs. Hay memes de ¿Qué llevas en el bolsillo?, ¿A qué juegas últimamente? o ¡Feliz año!, entro otros muchos.

Uno bastante popular es ¿Qué coño te impulsa a ponerte delante de la pantalla y hablar con tu ordenador en lugar de hacerlo con personas de verdad?, quiero decir... ¿Por qué escribes un blog? o ¿Por qué blogas? (para mantener el meme que me llegó). Hay tantas buenas razones como personas escribiendo blogs (que no quiere decir que no sean equivocadas a opinión de uno, claro).

Estaba yo tan tranquilo, trabajando en el Máster, cuando de repente me encuentro con un meme viniendo hacia mi. Labra me pregunta porqué blogo. Además del orgullo de que alguien como Labra diga que mis opiniones le resultan interesantes, y del aluvión de visitantes con Firefox que llegaron a mi blog por ese enlace, uno se pone a pensarlo ¿por qué escribo?

La pregunta no me resulta tan obvia y la respuesta no es muy sencilla (ni única). Es diferente el ánimo con el que empecé el blog del ánimo con el que lo mantengo, igual que no soy el mismo que cuando esto empezó, hace sus 3 años y medio (joer, como pasa el tiempo).

Aquel que me conozca sabrá que no soy hombre de hablar mucho, y que largas e insustanciales conversaciones solo suelo mantenerlas con amigos de los cercanos. No es que el interlocutor me caiga mal (que podrá pensar aquel que no me conozca demasiado). Simplemente las ideas de conversaciones no me vienen a la cabeza. Observo a gente que es capaz de acercarse a alguien con quien no tienen mucho trato y me pregunto cómo pueden mantener una conversación con alguien a quien apenas conocen.

Pero soy muy consciente de la importancia de la comunicación. Creo que comunicar tus pensamientos te permite ponerlos en orden, expresarlos y descubrir algo nuevo acerca de ellos (aunque solo sea la manera en que los expones). Eso sin hablar del beneficio de que otra gente exprese sus opiniones acerca de ellos, y te comunique sus experiencias pasadas. No soy tan engreído como para creer que tengo la solución a todos mis problemas.

Claro, en ocasiones te encuentras a gente que puede aprovechar de ese conocimiento, o gente que lo usa directamente para dañarte. Sin embargo, creo que el beneficio que te puede dar una sola persona intercambiando opiniones sobrepasa, con creces, el posible daño que pueden hacer 10 atacándote por ellas. Creo que soy lo suficientemente fuerte, y cuento con las suficientes personas alrededor como para permitirme el riesgo.

Por otra parte, no soy de las personas que aseguran tener millones de amigos de verdad cercanos. Creo que mi lista de amigos profundos no es demasiado larga. Por eso mismo, no soy persona de llegar y contarle mis cosas al primero que aparece, como otros parecen estar más dispuestos a hacer.

Cuando abrí el blog era aún menos comunicativo de lo que puedo serlo ahora. Simplemente tenía pensamientos que quería poner en claro. Comunicarlos a alguien, aun cuando no disponía de nadie concreto a quien hacérselos llegar.

No es que no tuviera amigos, gente con la que hablar de cosas insustanciales y temas importantes. Sencillamente, los temas de conversación no surgían en mi. Solo cuando me encontraba a solas, en la seguridad de mi habitación (es una metáfora, lo importante es la soledad), los temas venían a mi cabeza y se desarrollaban. Suena raro, lo sé.

Por otra parte, algunos temas que surgían me gustaban pero dejaba de darles vueltas. Mantener una fantasía o una idea en la cabeza para darle vueltas es más difícil que verla plasmada (por escrito, o en una conversación) y poder darle vueltas a cosas, irte por las ramas y, quizás, terminar en un nuevo tema de conversación.

En la época en que comencé el blog alguna de estas ideas rondaban la cabeza, por lo que pareció una buena manera de plasmar ideas. Aún ahora lo hago a veces, poniendo en claro las cosas que pienso o cosas que me apetece escribir.

Algo que echo de menos, y que al principio hacía más, es escribir relatos en el blog. No es que fueran grandes relatos, y nunca pretendí hacer nada con ellos, pero me gustaba dar rienda suelta a la imaginación. De un tiempo a esta parte todo ese esfuerzo de creación se ha ido centrando en otras cosas. No es que no me siga imaginando aventuras, pero sintetizarlas como una historia requiere de una energía y tiempo que ahora mismo prefiero invertir en otros asuntos.

Otro aspecto que me gusta del blog es que me da un campo de entrenamiento para que mis dotes de escritor (no de libros, ni de éxito, sino de persona que escribe y que disfruta escribiendo) no se adormezcan. Ahora tengo que empezar a escribir artículos. Cuento con una experiencia de 3 años, solo tengo que centrar el tema y pulir el estilo.

Pero el blog no solo va de mi y mis ideas internas. He intentado reflejar mi posición con respecto a elementos externos, puesto que forman parte de la vida. Hubo un tiempo en que esas cosas prefería guardarlas para mi, y aún sigo siendo cauto a la hora de dar mi rotunda opinión acerca de algo. Me puede pasar cambiar varias veces de posición durante una conversación (o de conversación a conversación, que es peor y te puede hacer quedar como un falso) por la aparición de un nuevo argumento que no sé muy bien como contrarrestar.

Me pasa en conversaciones en que opiniones muy fuertes hacen su aparición (un odio o una adoración profundos), sencillamente porque los interlocutores ponen mucha pasión en sus argumentos y me desconciertan.

Por eso trato de dejarme clara mi posición al respecto de ciertos temas. Y por eso me gusta dejarla clara de manera pública, porque una vez que opino algo suelo poder defenderlo, y si no puedo no tengo mayor problema en reconocer la derrota.

Varias veces me han comentado los problemas que se puede tener por publicar de manera "abierta" (mi dirección es esclarecedora y no suelo tener problema en que alguien me llame por el apellido o el nombre en los comentarios). La posibilidad de enfadar según a qué personas. O que otra gente pueda buscar información sobre mi (por una oferta de trabajo, por ejemplo).

No me suele gustar actuar solo porque las cosas vayan a salir mal. Ya me he enfrentado una vez a malas acciones basadas en las mias y quizás en algún momento tenga que volver a hacerlo, pero mientras tanto no pienso perder el tiempo en defenderme de manera proactiva de palos que no sé de donde llegan (en ese caso ni siquiera escribiría esto). Y si alguien quiere juzgarme a partir del blog, puede hacerlo. Tiene 3 años de posts por leer.

Con respecto a mi vida cultural, me considero un ignorante en todas las facetas. No sé nada de pintura, música, literatura... No suelo ser capaz de decir porqué me gusta algo que me gusta. Sin embargo lo intento. Creo que sería bueno ser capaz de hacer aflorar esas cosas.

Trato de dar mi opinión sobre los libros que leo (aunque hay muchos que me salto) y tengo pensado algún post sobre música y alguno sobre cine (aunque se me olvidan ya las películas). Creo que puedes saber bastante de una persona por los comentarios que hace acerca de estos temas, y de eso va el blog.

He estado pensando muchos días una manera de terminar el post, y ahora la he encontrado.

Soy una persona a la que le gusta eso de "Conócete a ti mismo" y que cree que la introspección es muy importante para poder vivir de buena manera. Me gusta reflexionar sobre mi mismo y mis circunstancias. Un buen amigo me dijo que tus reflexiones pueden tornarse oscuras si no tienes con quien compartirlas. Este blog no ha sido muy luminoso (algunos posts del principio eran bastante oscurillos) y quizás compartirme haya surtido su efecto.

Es cierto que ahora las circunstancias son otras y tengo otros factores que me ayudan en mi búsqueda de comprensión y compartición de mi mismo. Sin embargo el blog es importante, y aquí lo tengo.

El blog va sobre mi. Podría añadir un estereotipo como "mis ilusiones, mis miedos, mis intereses...", pero mentiría y simplificaría la cuestión. Uno no es "sus ilusiones, sus miedos, sus intereses...". Uno es una mezcolanza de todo ello. De cada post podéis extraer una conclusión, que puede ser cierta o no, que puede confirmarse o corroborarse en otro post.

Y una de las cosas que más me gustan de este blog, igual que en la Web (aunque ese es otro largo tema), son las serendipias. Las cosas accidentales que ocurren sin estar previstas, solo porque yo pongo aquí mis palabras, alguien las lee y actúa (comenta su parecer, me manda un correo o puede que decida leer un libro que comento).

Con el blog, estos efectos son más numerosos que con las conversaciones, ya que cualquier persona puede aprender sobre ti, verse reflejada o tener algo que comentarte, sin que tu así lo hubieras planificado.

Sino ¿cómo llamar al hecho de que el Director de la Escuela donde estudio me enmarrone con un meme de repente?

Ahora que he cumplido con mi meme (quizás de una manera un tanto caótica), el meme se reproduce. Pero habíamos dicho que el meme sufre un imperfecto proceso de copia... ¿Qué ocurrirá si en lugar de un meme salen 3? ¿Y si alguno incluye ligeras modificaciones?



  • El primero tiene posibilidades de sobrevivir. Aterriza en el interesante huerto de Abe. Sin duda sería mi primera elección si mi mente retorcida no engendrara los otros dos mutantes. Abe, no parece interesarte demasiado el aspecto social ni el dejar patente tu opinión, pero no soy muy bueno juzgando las intenciones de los demás así que... Abe, ¿porqué blogas?


  • El segundo me causará algún que otro dolor en el brazo, pero quizás brote algo. Mimiru es una persona que prefiere pasar desapercibida y que gusta de no comunicarse mientras no sienta que es necesario (o que sabe hacerlo). Bajo esa hipótesis, ¿porque nos abre una ventana por la que ver su mundo? Mimiru, ¿Porqué plasmas en imágenes las cosas que te rodean y nos las muestras? ¿Porqué fotologas?

  • El tercero tiene pocas posibilidades de sobrevivir, pues en duro suelo va a caer. Kilian es una persona que guarda en su mundo interior muchas historias y detalles que brindarnos. No es una persona que no hable, o que tema enfrentarse en discusión. Le he visto defender en ocasiones sus propias ideas y darnos a conocer partes de su "ciudad interna". Varias veces ha hablado de escribir un blog, pero no lo hace. Kilian ¿porqué NO blogas? Dado que no cuenta con blog, un comentario suficientemente extenso valdrá.



Y recordar, no dejéis morir al meme, él no lo haría... aunque yo casi lo haya dejado morir estos 75 días... Gracias por el meme Labra, ha sido interesante.

2 comentarios:

Abe dijo...

¡Porque si no lo hago toda mi familia morirá!

Bueno no


Coincido con muchas cosas

labra dijo...

Aunque tarde, me alegra que te haya llegado el meme y que respondieras.

La verdad que no suelo dedicar mucho tiempo a leer blogs de otra gente, pero el tuyo es uno de los que siempre me parece original y con ideas que me hacen pensar.

Y como suelo decir últimamente, qué grande es ser profesor y que te paguen por aprender (de tus alumnos).