viernes, septiembre 24, 2004

Descartes

Es un extraño día de Invierno. Hace calor, mucho calor para ser Febrero. La camara se acerca hacia lo que parece un colegio. Pared marrón, aspecto nada amable y las cortinas echadas en todas las ventanas, impidiendo que los niños dejen volar su imaginación con el exterior.
La cámara se eleva y llega hasta una ventana situada en una especie de torre en la que un niño ojea por un hueco que su rota persiana posee.

En el interior de la clase un profesor lee unos aburridos folios mientras un alumno, por turno, le sigue en la lectura. El resto parece dormir.

"'Descartes tuvo un hijo con su criada...' vaya, que tipo."
"Era un buen cristiano."
"¿Ah sí? ¿Y que le pasó? ¿Se la encontró por el pasillo y estaba a oscuras?"

La lectura continuó hasta llegar al famoso Cogito ergo Sum. Cuando uno de los asistentes a tan magna lección dijo:

"Esto es una tontería. Está mas que claro que la posición escéptica es una pijada, incluso la paja mental de este tipo. ¿Cómo no va a existir todo?"

La gente gira su cabeza. Podríamos definir su gesto entre sorprendido, extrañado y quizás asqueado. Se sorprenden de semejante arranque de espontaneidad, que resulta extraño si se compara con la monotonía de la clase y que parece un mero intento de llamar la atención del profesor.
Todos excepto el chico de la ventana, una chica que mira fijamente al profesor y otro chico cuya mirada se halla perdida en el infinito que se situa entre su retina y sus párpados.

"Bueno, no es tan simple. Hay ciertos detalles que complican la cuestión. descartes hablaba de un genio malvado que le engañaba..."
"¡Por Dios! ¡Porque fumaba crack! Eso no es más que una tontería de un jodido ocioso mental..."
"Pero si lo piensas bien, no puedes estar seguro de la existencia de aquello que es externo a ti... ¿Viste Matrix?"
"Si, menos mal que la 2 y la 3 eran buenas."
"Bueno, pero el asunto de la simulación informática del mundo..."
"Eso solo es ciencia ficción. Además, que importa, esa simulación era real ¿no? ¿Acaso no existía?"
"Pero no el plano de existencia que deseamos tener. Esa existencia está controlada por otro ser, una especie de demiurgo, que nos resta toda la libertad."
"Eso suena irónico en boca de un cristiano. Pero dime, ¿si no eran libres, porque Neo puede escapar?"
"Sin embargo esa existencia sigue sin ser real."
"Oh... eso es estúpido. Es obvio que existimos. Sino como es que pensamos, discutimos, nos movemos, queremos..."

El chico de la mirada abstraida se gira y se queda mirando al intrépido alumno. Tras unos segundos habla.

"¿Como puedes estar tan seguro de tu existencia y de todo lo demás?"
"¿Qué? Joder, si no existo ¿porqué hablas conmigo? Si esta calculadora no existe ¿porqué la esquivas cuando te la lanzo?"
"La costumbre, supongo."
"¿Qué?"
"Te puedo asegurar que no existes y que, por lo tanto, ni siquiera estás pensando, ni discutiendo. Al menos no más allá de lo que lo harías si fueras un personaje de libro."
"Sí que pienso."
"Es una mera ilusión. En realidad sigues el guión."
"¿Que guión? y ¿porqué hablas así?"
"Muy sencillo. Estoy dormido."

El chico de la mirada perdida se despierta en su cama y en el breve intervalo de tiempo que pasa hasta que se vuelve a dormir piensa que quizás debiera esforzarse por ser menos peculiar.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Genial... algo parecido a la postura que Roch y yo sostenemos en nuestras discusiones contigo viene representada por unt tipo al que le gustan Matrix 2 y 3. :P

Loki
"F33r my l33t!"

Anónimo dijo...

Por un momento me parecio recordar a la clase de Nachon... salvo lo de matrix (que creo que se estreno cuando tabamos en cou....

Interesante la parte del demiurgo... casi no me acordaba de todo eso... cuanto odio a descartes

Dulivan

ROCH dijo...

¡Pero como te atreves! ¡Tu y tus sueños sensacionalistas!

No se que me molesta más, si el hecho de que se dude de Descartes, o que osen relacionarme, siguiera de forma tan indirecta, con algo de aprecio por Matrix...