miércoles, diciembre 29, 2004

Asimov

Antes de tener este blog también escribía. Al menos pre-escribía. Cocinaba ideas en mi mente, ideas cortas que, debido a mi mente nacida de hollywood, siempre trataba de poner en forma de relatos largos.
El resultado es el mismo que una película al estilo de "Yo Robot". Una cadena de ideas decentes encubierta bajo una trama que se volvía por momentos estupida y apresurada (pues lo que importaba eran esas pequeñas ideas) y que hacía deslucir todo el conjunto y cada una de sus partes por separado.
Es por eso que la película en sí me parecio buena. Es como si yo la hubiera escrito.

Con el paso del tiempo y la apertura de este blog me di cuenta de que era estúpido mantener mi antigua costumbre. Todo lo que preescribiera podría ir colocado aquí. Pequeños relatos, perfectamente soportables y en los que me centrara en el momento deseado.
Eso es algo que en HollyWood no pueden hacer, por lo que me aprovecharé de mi posición de "escritor" de poca monta para no tener que extenderme más allá de lo necesario.

Todo lo anterior no era lo que iba planteado para este post, supuestamente dedicado al escritor Isaac Asimov.
Hace meses vi la película "Yo, Robot". Como dije arriba me parece un resultado medianamente lógico para lo que yo habría hecho. La película consta de grandes momentos (normalmente relacionados con el Robot) intercalados entre escenas de acción estándar y una actuación nada destacable de Will Smith.
De hecho, los actores humanos y los estándares son la peor parte de la película, que se vuelve bastante genial cuando se centran en lo que, supongo, eran los relatos cortos y originales de Isaac Asimov.

Al terminar la película me compré una recopilación de cuentos del propio autor. En la FNAC solo tienen la 1ª parte, cuando me acabe esta iré a exigir la segunda parte.
Durante meses mi animo no estaba para leer cuentos de ciencia dicción, así que se quedó muerto encima de la estanteria,pero ahora en Navidades no tenía ánimo para leer nada, así que probé con este libro.

¿Me gustó? Joder que si me gustó. Salvando las obvias diferencias en cuanto a calidad literaria e imaginación, este libro de cuentos lo podría haber escrito yo (obsérvese que si se salvan esas diferencias queda algo bastante diferente al libro en sí).
Relatos cortos, compactos, los hay que ocupan dos miseras páginas y no por ello son menos geniales. Grandes ideas desarrolladas simplemente hasta donde se debe llegar, sin ningún animo de alargarlas y exprimirlas hasta secarlas.

Sin embargo me quedo con un mal sabor de boca. Hay ideas ahí dentro que al leerlas me parecen tan obvias... eso se me podría haber ocurrido a mí... se me debería haber ocurrido, maldita sea. Lo que hace Asimov aquí no es solo contarme cuentos, me roba ideas.
Tengo un debate interno sobre si debo seguir leyendo este maravilloso libro de relatos cortos o si debo quemarlo, buscar todos sus ejemplares y quemarlos, y entonces comenzar a pensar ideas. Son tan obvias, me parecen tan espontáneas... pero no soy escritor. No soy Isaac Asimov, así que me dedicaré a leer, agacharé la cabeza y leeré la visión tan particular del Infierno que este genio de la Ciencia Ficción me ofrece.

3 comentarios:

ROCH dijo...

Alguien debería decirle a este muchacho que al final Asimov reunió todas sus pequeños relatos en un macrocosmos litario.

Y también que el que una idea sea obvia no implica que sea facil de alcanzar.

Tania-chan dijo...

Juas, yo pensaba exactamente lo mismo. Me decía que podía haberme imaginado un mundo regido por un superordenador como Multivac fácilmente, pero qué va. No es fácil para nada. Ya es difícil tener ideas para hacer relatos mediocres, así que imagínate para hacer relatos tan brillantes como los de Mr. Asimov.

Anónimo dijo...

No me refería ya a su habilidad para crear un macrocosmos como para realizar unos relatos cortos tan interesantes.