lunes, julio 12, 2004

Staring at this yellow-haired girl

Cuando uno es peculiar no puede dejar de serlo. Cualquier acto se convierte en una extraña posibilidad, incluso dormir.

A lo largo de los años, en mis sueños, he liberado a la tierra de ataques alienígenas liderados por amigos mios, he acabado con asesinos de extraordinarios poderes (gracias a mis amigos), he descubierto secretos, he ido a extraños mundos, he sido inmortal... mis sueños siempre han sido una via de escape de las limitaciones de la realidad.

Pero sobre todas mis ensoñaciones una se repite, persistentemente a lo largo de mi vida. La chica del pelo rubio.

No consigo recordar cuando apareció por primera vez, los recuerdos lejanos parecen cambiar según pienso en ellos, y creo que llevo toda la vida soñando con ella.
Pero sé cuando apareció por última vez, la noche del Domingo al Lunes del 11 de Julio del 2004, anoche. Pero no adelantemos acontecimientos.

¿Quién es la chica rubia? ¿Cómo es? A ninguna de las dos preguntas puedo dar respuesta.

En un principio pense que se trataba de alguna conocida. Mi querida prima, por ejemplo, con quien antaño estuve más unido. Sin embargo sé que no es ella, y lo que es más, que no la conozco y no podría encontrarla aunque toda mi vida la buscara a mi alrededor.

En cuanto a su aspecto, es aún mejor. Todo lo que puedo decir de ella es que tiene el pelo rubio y que es más baja que yo. No podría decir su edad, no podría describir su cara y ni siquiera recuerdo el color de su ropa. Solo su pelo y estatura.

Hemos vivido decenas de aventuras. Hemos compartido secretos. Le he dado clase en una extraña habitación de una aún más extraña casa. Hemos descubierto misteriosas iglesias. Hemos aprendido.
Recuerdo un sueño donde decía a mi madre "Pero ellos piensan que el lugar a donde van a ir es bonito, y no es así.", mientras yo soñaba que dormía.

Y a pesar de todo esto, a pesar de haber soñado con ella hace unas horas, no podría dar más detalles de ella. La he abstraido de manera que cualquiera puede ser ella.
Pero ¿Cómo la reconozco entre las demás rubias? Muy fácil. Cuando ella aparece, tras meses o años de ausencia, recupero la consciencia y murmuro "es ella" para seguir durmiendo. Es un acto reflejo pero consciente, o quizás sea parte del sueño. Quizás sueño que me despierto, como una pausa en el sueño.

Es fácil reconocerla, pero no por su aspecto. Eso la convertiría en vulgar, y esa chica no puede serlo, así que por sus actos se le reconoce.
Ella siempre te alecciona. Ahora que lo pienso, ella no aprende, soy yo quien aprende. Pero no son lecciones normales, solo con el paso del tiempo aprendes lo que ella quería, lo cual me hace pensar si no será un vano intento inconsciente por engrandecerla.
Pero no. Yo sé que ella es mi onírica maestra.

Su primera aparición, que recuerdo, fue en una calle cercana a los Dominicos, frente a un extinto edificio de bomberos, donde gritaba a viva voz los pensamientos en los que yo iba sumido.

Anoche, tras mucha ausencia, solo quería jugar al Rol. Ella y un tipo, bastante grande él. Aunque ella parecía más empeñada en distraerme de la conversación de Rol que en jugar.

3 comentarios:

ROCH dijo...

¿Quien es esa niñita que viene a distraer a mis jugadores?

Creo que habra que enseñarle un par de cosas. ¿Donde he puesto mi maquina de infiltración onírica?

No obstante, es algo muy, muy interesante. Digno de ser investigado...

Anónimo dijo...

¿¿Como imaginar que nuestro querido Brenes tendria a una especie de angel de la guarda de su pensamiento manifestada como una chica rubia??

Esta chica se supone que es tu conciencia, lado femenino, o un atisbo de lo que en realidad seria una busqueda vital??

Cada dia me sorprendes mas...

Dulivan

El Aprendiz dijo...

Joe, cuando la vea se lo pregunto no te jode...

No sé quien es ni que significa, si significa algo, pero lo que más me llama la atención es su manía de aparecer en momentos aparentemente inconexos...

Investigad cuanto querais hijos mios.